Embajador Rizoma: las detalladas obras de arte de Rocket Supreme

El cuidado al milímetro de los detalles, la búsqueda de la máxima calidad, ligereza y diseño único identifican las creaciones de la marca

La nueva tendencia de personalización de motocicletas engloba a todo tipo de preparadores, desde los que hacen pequeñas personalizaciones con pintura, o aquellos que toman una base y modifican componentes y piezas, hasta los constructores que desarrollan todo desde cero. Los preparadores de los que hablaremos hoy, son una mezcla de los dos últimos. Rocket Supreme, trabaja en la fabricación de motos únicas realizadas en fibra de carbono. Gracias al amor por la calidad, el detalle y la elegancia que comparten con Rizoma, se ha convertido en uno de los abanderados de la marca italiana.

RocketSupreme8
Estos preparadores afincados en Barcelona llevan tan sólo dos años constituidos como Rocket Supreme, llevando a cabo modificaciones exquisitas en el mundo de las dos ruedas. Sin embargo, la experiencia de su equipo es de más de 20 años en el mundo del diseño de la automoción, con marcas tan renombradas en este campo como Porsche, Alfa Romeo o Maserati.

Dando un salto hacia la consecución de sus sueños, estos diseñadores industriales han decidido dar rienda suelta a su pasión en el mundo de la moto con un trabajo que se caracteriza sobre todo por su cariño al detalle, una excelente ejecución y calidad elevada al cubo. El resultado: un producto de lujo o semi-lujo con unos acabados impecables en el que se cuida minuciosamente sus proporciones en busca de la belleza sin perder de vista su funcionalidad en el día a día.

Sus creaciones incorporan toda la tecnología actual a la esencia de las motos de antaño. Café racer, scrambler, street tracker... sea lo que sea lo que le guste al cliente, Rocket Supreme crea un clásico customizado, ya sea aplicando un giro moderno a un patrón antiguo, un estilo retro a una motocicleta moderna o simplemente llevando a cabo esa idea loca que todos hemos tenido alguna vez.

Las características principales de las Rocket Supreme   

Lo más peculiar de las Rocket Supreme es que todas las modificaciones  están íntegramente realizadas en fibra de carbono. Diseñan y construyen artesanalmente toda la carrocería de la moto: depósito, tapas laterales, colín, guardabarros, filtros de aire, etc. Son capaces de reducir el peso de la moto hasta en un 38% en comparación a si se hiciesen en piezas de metal. Según cuenta Marc Planas, diseñador y alma creativa de Rocket Supreme: "no somos de los que compramos piezas y las montamos; somos de los que las sueñan y las traen al mundo".

La mecánica de las Rocket Supreme también se prepara artesanalmente y, sin embargo, para todos sus accesorios han confiado en una marca como Rizoma porque comparten la misma filosofía de cuidado al detalle. Según Marc, "Rizoma nos da la elegancia y tecnología que buscamos, de lejos sus piezas se ven integradas al diseño en conjunto, pero cuando te acercas aprecias el trabajo y delicadeza en cada detalle. Si no fuera así, nuestros productos, nuestras motos, no serian lo mismo, ya que el resto está cuidado al mismo nivel".

Además, los accesorios de Rizoma mecanizados en aluminio, al igual que ocurre con la fibra de carbono, sirven a Rocket Supreme para un fin especialmente eficaz: reducir el peso de la moto; para ellos la potencia real se encuentra en la relación peso/ potencia.

Sus trabajos y futuros proyectos   

Sobre sus exigentes premisas construyeron la primera moto: Little Joe II P1, "su ojito derecho". Una montura con base Honda que les llevó mucha horas de trabajo para lograr un resultado final prácticamente perfecto. Una moto con una inconfundible estética Café Racer que bien mereció la dedicación de casi todas las horas del día durante los 8 meses que tardaron en construirla acorde a la normativa española. Y es que todas las motocicletas Rocket Supreme, incluidos sus accesorios Rizoma, están homologadas para la ITV y su mantenimiento es muy sencillo.

Desde entonces han mejorado aún más sus procesos de trabajo: parten de imágenes de referencia para poner en común ideas hasta alcanzar un dibujo, ya sea a mano o paleta gráfica; posteriormente usan renders fotorrealistas que les ayudan a definir cómo será la moto y poderla pasar a la realidad con el máximo detalle posible. Con este método de trabajo han dado a luz diversas evoluciones de su primogénita, consiguiendo entre otras cosas reducir el peso total de la moto en 55 Kg. De hecho, retrovisores, depósitos de líquido de frenos, kit de estriberas, soporte porta-matrícula están realizados en el cuidado y ligero aluminio de Rizoma. 

También han sido capaces de crear una Cafe Racer biplaza marca de la casa: la Big Joe I; y actualmente están trabajando en un "proyecto secreto" con base de BMW que según ellos será rompedor. Y lo mejor de todo, lo que está por venir. De hecho, uno de los integrantes de la empresa confiesa que están en negociaciones con una importante y potente marca de motos eléctricas para poder hacer preparaciones sobre uno de sus modelos. En este proyecto también estaría inmerso Rizoma, que aportará su conocimiento y tabajo en busca de la perfección. 

Para más información sobre estas motos podéis acceder a la web de Rocket Supreme o consultar cualquiera de sus accesorios en la web de Rizoma: www.rizoma.com

 

Comparte con nosotros

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to Twitter

Comentarios   

0 #1 Brent 22-05-2015 02:19
buenas tardes he leido tu post y esta muy bien que digas eso
sin duda es con sentido
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar