Bonneville, las personalizaciones de una Triumph única

La mítica montura británica se ha convertido en uno de los modelos más customizados en todo el mundo

La primera Triumph Bonneville nació allá por 1959 y desde entonces sus continuos records de velocidad e inigualables cualidades catapultaron este modelo británico a la fama y la convirtieron en toda una leyenda. A partir de entonces, la que se denominó "la moto más rápida del mundo", ha dejado huella en los apasionados de las dos ruedas. Su alma libre y gran carácter combinado con unas excepcionales cualidades dinámicas la han convertido en una de las motos más demandadas por grandes preparadores de todo el mundo. Se podría decir que la Bonnie es la musa de todo artista de la customización gracias a su estilo retro, que mantiene la sencillez de entonces con el característico bicilíndrico en paralelo, el chasis multitubular y los carburadores (que a día de hoy esconden modernos inyectores), todo ello combinado con la tecnología más actual.

La reaparición de la nueva Bonneville en el año 2000 confirmó el éxito del mito. Triumph ha sabido mantener la esencia de su original motor bicilíndrico en paralelo, actualmente de 865cc y de inyección; así como las sensaciones de su conducción, mejorando su maniobrabilidad con un chasis multitubular de acero. La "Bonnie" actual fusiona ese look retro y su sencillez estructural con la tecnología más actual aplicada a la moto. Es por ello que son muchos los que se ven atraídos por la Bonneville y la toman como base de sus proyectos a medida para plasmar una personalidad especial.


Desde los que intentan recuperar la esencia Cafe Racer hasta aquellos que la transforman con nostalgia en un modelo off road, todos coinciden en un concepto difícil de explicar en sus resultados: La magia de la Bonneville. Incluso desde la propia fábrica se han hecho versiones únicas de la afamada Bonnie. Algunos de los ejemplos de customización más interesantes de la Bonneville por todo el mundo son:


CRD 31

cdr31

Esta moto realizada por el preparador español Cafe Racer Dreams está basada en el modelo de inyección de la "Bonnie" de 2008. Lo más impresionante es la transformación de este modelo clásico en algo atemporal gracias a detalles con gran impacto visual. En este caso la CRD31 cuenta con un subchásis recortado y rehecho por CRD. Además se le han cambiado las llantas originales por unas de 18¨ con neumáticos de tacos. Otros detalles como la llave de contacto insertada en el subchásis, el manillar plano, su pequeño faro frontal o los guardabarros sobre elevados le dan una personalidad única.


EL MATADOR

elmatador

Una obra de arte de Tony Purst que poco mantiene de la Bonnie a la que estamos acostumbrados a ver. A pesar de estar basada en el chasis de una Bonneville de 1968 y el motor de la misma montura británica de 1972, "El Matador" cuenta con multitud de elementos que hacen de ella una montura única donde poco queda de su estética inicial. Desde su freno de tambor delantero, hasta el sillín monoplaza pasando por su horquilla delantera rebajada, sistema de escape hecho a medida, pinstriping en el depósito, etc. encontramos todo tipo de modificaciones hechas con el máximo cuidado, tanto que hay muchas que hasta pasan inadvertidas. El constructor norteamericano de Analog Motorcycles puso tanto empeño en esta creación que sobran las palabras para describir esta Bonnie tipo Bobber.


THE LIZARD KING

lizard-king

Macco Motors ha preparado esta Bonneville T100 del 2009 manteniendo su esencia y añadiéndole un toque de comodidad y rudeza. Estos preparadores andaluces ha trabajado en un modelo único, aunque se da un cierto aire a su anterior preparación de Bonneville, la Dusty Pearl. El encargo incluye modificaciones como un subchasis recortado y doblado  que, junto con el nuevo diseño del depósito, le dan una apariencia más musculosa. Sin embargo, en contraposición, el asiento, hecho a medida en polipiel, a juego con los puños le dan ese toque de elegancia original de Triumph. Macco también ha equipado a su creación con el guardabarros trasero de la Thruxton y uno frontal hecho a medida. El resto de pequeños detalles como el manillar, las manetas, los intermitentes, el cuentarrevoluciones o el faro con la rejilla de una Triumph TR6 confieren a esta moto una atractiva estética Café Racer en la que no podía faltar la cinta anticalórica que recubre los escapes.


SHORTY

shorty

Los artistas italianos de Mr Martini también hacen de las suyas con una Bonneville de 2006 hasta lograr un resultado único. La moto original se ha convertido en una montura muy parecida a lo que podría ser una moto de Dirt Track. Es increíble ver como con unas pequeñas modificaciones se deja prácticamente irreconocible esta moto, si no fuera por el característico bicilíndrico en paralelo, seña de identidad de la protagonista. Algunos de los elementos más destacables son su gran filtro de aire, su basculante de aluminio con amortiguadores Biturbo o su sistema de escape hecho a medida. Otro de los componentes más llamativos es el asiento, realizado a partir de una chaqueta de cuero original de 1970 y con un reborde en amarillo a juego con el color del depósito. El guardabarros trasero de aluminio y su chasis recortado, completan el look y le dan el nombre de "Shorty".


MAD MAX

mad-max

Un sugerente nombre que esconde tras de sí una Bonneville de 2008. Los preparadores australianos Mean Machines han conseguido crear un verdadero monstruo con aspecto de streetfighter que poco tiene de moto clásica. Con más de 300 horas de trabajo estos preparadores han creado una máquina con una estética tremendamente agresiva en la que destacan elementos como: un enorme neumático trasero de 200 mm, un basculante extendido, un mono amortiguador trasero con muelle cromado personalizado, un sistema de escape 2-1-2, depósito elevado y un asiento y chasis recortado, entre otros muchos detalles. Parece mentira que detrás de su color rojo cereza y la gran cantidad de modificaciones se halle una Bonnie de hace 6 años.


MONKEE HOOK

monkie-hook

Wrenchmonkees es el nombre del equipo de preparadores daneses que han marcado su sello con maestría en esta "Bonnie" sin apenas realizar cambios. Esta T100 incorpora un elemento al que no estamos acostumbrados a ver en estos modelos, el carenado, y sin embargo lo hace con una elegancia exquisita. El trabajo que los de Copenhague hicieron en 2011 para Hook Motors podría fácilmente confundirse con una moto de carreras vintage. A simple vista la preparación sólo incorpora, además de algunos pequeños detalles, el carenado, un asiento monoplaza, y detalles como los faros o la pintura a juego con la nueva estructura. Un trabajo impoluto sobre una Bonneville fechada en 2008

 

Comparte con nosotros

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to Twitter

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar